Sexologa Celia
Sexóloga y Psicóloga de la Universidad de Buenos Aires
Estudios especializados en clínica sexológica (C.E.T.I.S.). Dos diplomaturas universitarias en salud sexual (U.A.I.)
Miembro de la Comisión Científica de FESEA (Federación Sexológica Argentina)
Sexóloga acreditada y miembro de SASH.  Coach sexual (I.C.P.).
Ver más Curriculum

 (54-11) 4791-9781 / 15-5958-1111 - Lic. Celia Laniado (UBA) - Buenos Aires, Argentina

 
 
Artículo" Trece mitos en la Sexualidad"  
     
 

Aquí y en el resto del planeta existe una innumerable cantidad de mitos con respecto a la sexualidad femenina y masculina. Pero dichos mitos crean confusión y conflictos
en las relaciones sexuales.

 
     
 

Empecemos por analizar que son los mitos:

 
 

 

  Son creencias, interpretaciones, opiniones que se relatan a modo
de fábula y que, en algún momento se difundieron como si fueran verdades, pero no lo son y aunque parezcan increíblemente ciertas contienen información equivocada y carecen de valor científico. Tienen consecuencias nefastas en las relaciones y cierran posibilidades para
la salud sexual; algunos son muy dañosos y producen padecimiento.
Se han hecho colecciones de mitos y su correspondiente corrección
que es de gran utilidad para la educación y enriquecimiento sexual.
 
     
 

Hay una gran variedad de mitos acerca de la sexualidad, unos más conocidos que otros.  Veamos algunos:

 
     
 

1 : “El sexo es siempre natural y espontáneo”
No necesariamente; a menudo hay que  planificar encuentros sexuales con recursos específicos de seducción, conquista y pasión para recuperar situaciones anestesiadas, especialmente en parejas de larga data en donde la rutina y el acostumbramiento
ganaron terreno.

2 : “No esta bien visto que la mujer tome la iniciativa
en la relación sexual”

No siempre es así; pues la mujer puede no esperar a que el hombre la invite y proponer también ella  una relación.

Tal vez sea por esto que frecuentemente se toma por fácil a una mujer, que al igual que
el varón, siente deseos sexuales y se anima a expresarlos libremente. Esta creencia tiene sus raíces en la cultura y su presunto asiento en la biología en donde el macho activo conquista y hace, mientras que las hembras, pasivas se dejan seducir y reciben.
Los roles son perfectamente intercambiables y es placentero a veces llevar y otras dejarse llevar, y algunas veces tomar la iniciativa y otras estar atentas a la propuesta de la pareja.

3 : “En el sexo lo importante es el rendimiento”
Mucha gente esta convencida de que la cantidad de orgasmos del hombre o de la mujer, la duración de la relación coital, la dureza del pene, etc. son suficientes para alcanzar
la satisfacción sexual. Esto es erróneo, pues se pone el acento en el sexo genital y olvidan las experiencias y sensaciones independientes del final.  Hay que tener en cuenta
que nuestros 5 sentidos tienen un enorme potencial sexual.

4 : “El hombre debe estar siempre dispuesto”
La creencia de que debe estar siempre listo;  poder con todas en todo momento
y en cualquier lugar se basa en lo cultural -como si los hombres fueran ciertas máquinas-  esto difiere de lo real; los hombres son humanos; tienen emociones, deseos, preocupaciones y preferencias; por lo tanto su disponibilidad no es permanente.
Esta creencia a veces es el origen de una disfunción eréctil.

5 : “El doble orgasmo femenino”
Persiste aún la creencia que en la mujer se dan 2 tipos de orgasmos: el vaginal, considerado el maduro y el clitoreo, que sería el inmaduro o infantil; ¡erróneo! existe
un único orgasmo, lo que varia es la estimulación. Cada mujer puede vivenciar
sus orgasmos a partir de distintos estímulos.

6 : “La vida sexual de la mujer termina con la menopausia”
¡Erróneo! lo que desaparece es la capacidad de procrear, pero no debe marcar jamás
la desaparición de la vida sexual. Esta experiencia bien asumida puede ser, desaparecido el fantasma de un posible embarazo, el comienzo de una vida sexual nueva, más placentera y libre. La carencia hormonal, fruto de la menopausia, trae aparejado
una menor lubricación vaginal que actualmente se soluciona con un lubricante artificial. 

7 : “Los enanos, petisos y los negros tienen el órgano genital más grande que el resto de los hombres”
En el caso de los enanos y gente de baja estatura es erróneo, pues  el pene no es directamente proporcional al tamaño corporal. En la raza negra el órgano viril masculino puede tener un promedio un poquito mayor en largo y diámetro.

8 : “Todo contacto físico lleva a una relación sexogenital”  
¡Falso! La relación sexual no solo es  penetración; hay otras prácticas en las que
se puede disfrutar mucho. Los contactos físicos pueden o no desembocar en una
relación sexogenital.
           
9 : “Los orgasmos simultáneos son necesarios para
la compatibilidad sexual de la pareja”
No necesariamente es  así; un encuentro sexual puede ser fantástico aunque ambos integrantes alcancen el orgasmo en distintos momentos. Este mito tiene consecuencias negativas porque muchas parejas se obsesionan; dejan de gozar porque están controlando y pendientes si llegan al mismo tiempo.
           
10 : “Los médicos en general están preparados para tratar los problemas sexuales de sus pacientes”
Nada más equivocado!! Los problemas sexuales deben ser abordados por un especialista en sexología y el médico que no tiene la especialidad difícilmente pueda hacerlo.
Incluso entre los ginecólogos (en sexualidad femenina) solo un mínimo porcentaje tiene
la especialidad para tratar las disfunciones sexuales.

11 : “El varón es el encargado de conducir u orquestar
la relación sexual”

Esto tiene sus bases en una cultura machista en donde el poder lo tiene el hombre y es
el director orquestal. Esta creencia trae como consecuencia la desvalorización femenina. Actualmente los roles son perfectamente intercambiables y la mujer también puede decidir cuando, como y donde quiere; y no por ello perder su femineidad.

12 : “Para que haya una relación sexual tiene que haber penetración”
Las relaciones sexuales no solo tienen que ser por penetración. La felación, el sexo manual, anal, etc. también constituyen una relación sexual.

13 : “La erección es una condición sin ecuanon para llevar
una relación sexual”

Para que haya penetración es necesario  el pene erecto y es una modalidad muy gozosa de las relaciones sexuales; ¡pero no la única!  hay otros recursos para el placer sexual que no se reducen a la existencia de la erección; y que son muy disfrutables.

 
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
 
   
   
     
  Celia Laniado  
 
 
 

El presente  artículo se puede  compartir o publicar  en cualquier medio, siempre citando la fuente original.

 
     
 

(54-11) 4791-9781 / 15-5958-1111 - Lic. Celia Laniado (UBA) - Buenos Aires, Argentina

Consultas sin cargo por email:
celia@altillo.com

Copyright 2008 SexologaCelia.com