Sexologa Celia
Sexóloga y Psicóloga de la Universidad de Buenos Aires
Estudios especializados en clínica sexológica (C.E.T.I.S.). Dos diplomaturas universitarias en salud sexual (U.A.I.)
Miembro de la Comisión Científica de FESEA (Federación Sexológica Argentina)
Sexóloga acreditada y miembro de SASH.  Coach sexual (I.C.P.).
Ver más Curriculum

 (54-11) 4791-9781 / 15-5958-1111 - Lic. Celia Laniado (UBA) - Buenos Aires, Argentina

 

 

Anorgasmia Femenina

Uno de los problemas sexuales más frecuentes en las mujeres es la anorgasmia femenina, más conocida como la falta de orgasmo. Se define como la incapacidad persistente y recurrente de experimentar el orgasmo, tras una fase de excitación sexual normal, ya sea sola o con la pareja.

La respuesta sexual de la mujer se divide en tres periodos: deseo, excitación y orgasmo. No alcanzar este último significa que podemos gozar de las dos fases anteriores, sin embargo la usencia del climax dela a la mujer angustiada y en ocasiones con miedo al fracaso a lo que lleva evitar un nuevo encuentro sexual.

Clasificación:

1. Anorgasmia primaria: es la mujer que nunca ha tenido un orgasmo.

2. Anorgasmia secundaria: es el caso de mujeres que lo han tenido en un periodo anterior, y ahora no consiguen tenerlo.

3. Anorgasmia situacional: cuando solo puede conseguirlo en determinadas situaciones o con un determinado compañero.

Sus causas:

1. Puede dividirse en efectos orgánicos que representan un 5% y generalmente se deben a deficiencias vasculares, neurológicas u hormonales. En este grupo se deben incluir factores como por ejemplo el resultado de algunas cirugías y el efecto de ciertas drogas o medicamentos.

2. La segunda instancia se encuentra las causas psicológicas. Estas representan el 95% restante, entre ellas la falta de aprendizaje sexual, desconocimiento del propio cuerpo, depresión, estrés, tabaquismo, alcoholismo, trastornos del sueño, ansiedad, desconfianza, frustración, desinterés, educación estricta, tabú, hostilidad, comunicación ineficaz con su pareja, miedo, imposibilidad de abandonarse a sus sentimientos o fuertes códigos morales que desalientan el placer sexual.

Hay que tener en cuenta que estas causas no se suman sino que se potencian

Lo que hay que saber

La ausencia de orgasmo no es una enfermedad ni un problema, es una falta de aprendizaje; y aunque parezca raro, es importante saber que el orgasmo es una habilidad aprendida y no es algo que el hombre le brinda. Se trata de un logro personal y aunque en menor grado también depende de un buen compañero.

Es responsabilidad de la mujer el poder alcanzar el climax sexual. Para ello es fundamental el conocimiento de nuestra anatomía y fisiología. Conocer nuestro cuerpo y explorarlo nos dará la posibilidad de descubrir cuales son las zonas erógenas que no en todas las mujeres son las mismas. Entonces primero es importante experimentar acariciarte por si sola concentrándote en tus sensaciones. Esto servirá de aprendizaje como conocimiento y luego podrás pedirle a tu compañero lo que necesitas para producir el goce ya sea en forma verbal o simplemente guiando su mano con la tuya para que de este modo sepa como te gusta ser acariciada.

El orgasmo se produce mayormente a partir de la estimulación del clítoris pues es la zona más sensible para el placer sexual y trasmite excitación al resto del aparato genital. No obstante no es un botón mágico, hay que aprender a estimularlo. Es fundamental pedir y mostrar a la pareja lo que se desea y que tipo de caricias se necesitan. Se tiene que ser específico; pedir carias sin aclarar el lugar y la intensidad deseada no es un pedido preciso. El orgasmo femenino exige aprender a promover el goce y darse permiso a si misma sin sentir culpa.

Si luego de poner en prácticas estas indicaciones la anorgasmia persiste no dudes e consultar con un sexólogo acreditado para profundizar el tema y llegar al placer sexual.

La recomendación:

Ten siempre presente que se necesita estimulación adecuada, tiempo, mimos y caricias, ganas de gozar, espacio físico y psíquico para el placer, confianza en ti misma y en el compañero, aunque este sea pasajero. Además, para que el sexo sea placentero y tenga sentido, hay que estar con el cuerpo y alma con la otra persona y en ese momento.

Celia Laniado.
www.sexologacelia.com

Este artículo puede ser publicado en cualquier medio, siempre y cuando se cite la fuente original.


(54-11) 4791-9781 / 15-5958-1111 - Lic. Celia Laniado (UBA) - Buenos Aires, Argentina

Consultas por email:
celia@altillo.com

Copyright 2014 SexologaCelia.com